¿Maestría o no?

¿Importa si tengo maestría o no?, ¿La necesito?

Photo by Minerva Studio

Es común que en la Industria Manufacturera laboren personas con diferentes situaciones en aspectos académicos:

a) Las que sólo estudiaron hasta un nivel básico,

b) Las que alcanzaron a estudiar hasta nivel bachillerato (media superior),

c) Quienes entraron a estudiar una carrera pero se quedaron truncos,

d) Quienes se graduaron de la Universidad pero no se titularon,

e) Los que sí se titularon pero no dominan un segundo idioma,

f) Quienes sí cumplen con el “paquete universitario” de título e idioma.

Cuando se trabaja en esta Industria, hay quienes deciden avanzar en sus aspectos académicos para lograr regularizarse e incrementar sus posibilidades de ser promocionado y/o aplicar a un mejor puesto para ser mejor remunerado $$$.

Pero, ¿cuál es el nivel académico máximo que una compañía manufacturera está dispuesta a contratar en su personal? En teoría, no hay un nivel máximo de grados de estudio para la contratación de alguien en este rubro, pero tampoco es común ver personas con Doctorados solicitando puestos en estos empleos.

Lo más habitual es que una persona llegue a niveles académicos altos enfocados a una maestría.

Porque, una maestría abre las puertas de las oportunidades para aquellos que quieren puestos Senior o Gerencias; incluso, hasta puestos directivos.

Además, una maestría brinda estatus alto, y es altamente enriquecedora para un Currículum vitae. Y aunque no todos los puestos de trabajo lo requieren, pero si eres de las (los) que sueña alto y tu meta es llegar a estas posiciones administrativas de alta responsabilidad, definitivamente una maestría te da ese “empuje extra” que te avala como una persona capacitada para el empleo.


Obtén la Mini Guía del Método Kakebo ¡GRATIS!

Sólo suscríbete a El Rincón de las Cosas


Respetamos tu privacidad

Sin embargo, si se quiere “llegar alto” en el organigrama, y se enfrentan obstáculos, los ánimos por estudiarla se ven opacados por nuestras situaciones actuales.

Entre las más comunes, están las siguientes:

No tengo tiempo

Photo by Gam1983

Como sabemos, trabajar en la Industria Manufacturera es de tiempo completo, en promedio de 8.5 a 9 horas diarias, con descansos los fines de semana.

Una jornada laboral de este tiempo muchas veces nos hace sentir agotados, y mucho más si sabemos que al llegar a casa nos esperan otras responsabilidades, como las labores caseras, el pago de servicios, o si hay niños en casa, sus cuidados y la atención que se les debe brindar.

Propuesta de solución:

Afortunadamente, la gran mayoría de las Universidades ofrecen maestrías con programas online y/o en los fines de semana. Se sabe que la mayoría de las personas que deciden estudiar este nivel educativo ya se encuentran en el mercado laboral, y que son éstas mismas sus clientes potenciales.

Por lo tanto, ofrecen sus planes de estudio en modalidades “a distancia”, ya sea para un solo día de la semana o para los fines de semana.

De esta manera, no tendrás que sacrificar tu trabajo sobre tus estudios, si es que tu empleo es tu única fuente de ingresos o la más alta.

Si estás en interés de estudiar una maestría, puedes averiguar qué universidades te ofrecen la que sea de tu conveniencia. Incluso, son tan amplias las opciones, que bien puedes elegir estudiar este nivel académico en una Universidad local de tu ciudad, o hasta estudiarla en la de otro país. La decisión es tuya.

No me alcanza el dinero

Photo by Christian Horz

Tampoco es un secreto que las Maestrías son costosas, y que su valor probablemente no se ajuste a los gastos actuales que podamos tener.

Estudiar este nivel académico es una meta importante para cualquiera que decida cursarla. Por lo tanto, si ya estás con toda la actitud y tomaste la decisión de que “ya es el momento”, recuerda realizar antes tu presupuesto financiero para que no te perjudiques en tus demás gastos.


Te invito a leer Buenas prácticas para tus finanzas personales


Propuestas de solución

Una vez que tengas definido tu presupuesto monetario para estudiar tu maestría, también considera la opción de ahorrarte parte de los gastos de tu maestría con el apoyo de un financiamiento por parte de la compañía donde trabajas o a través de becas.

Si la empresa donde trabajas tiene programa de apoyo académico

Aprovecha a solicitar los beneficios de éste; pregunta cuáles son los requisitos para que te apoyen con una beca. La mayoría de las empresas que tienen estos programas te piden que les “vendas tu alma” por 2 años en lo que terminas de estudiar, como promesa de que te ayudarán siempre y cuando les ayudes a innovar. Vaya, están invirtiendo en ti y esperan crecimiento en su gestión con lo que puedas aportar.

Si donde laboras no tienen esta clase de apoyos

Algunas Universidades ofrecen becas a su matrícula de alumnos. Si te interesa alguna en particular, pregunta por las bases a cumplir para ser uno de los beneficiados. También, existen becas por parte de los gobiernos locales, así que pregunta también por las bases para solicitarla.

No sé cuál elegir

Photo by BogdanVj

Dependiendo a lo que aspires, será la maestría que debas estudiar para incrementar tu estatus académico.

Por ejemplo, un Gerente que tendrá mucho personal a su cargo y debe administrar más el recurso humano que recurso económico, una maestría relacionada con Recursos Humanos sería de gran utilidad.

Otro ejemplo pudiera ser, un(a) profesionista está en búsqueda de aspirar a un puesto alto relacionado con la administración de proyectos, una maestría de Ingeniería Industrial puede serle de utilidad.

También, existen maestrías cuyos nombres son tan explícitos que pueden ayudar a tomar una mejor decisión como: Maestrías en Gestión de Calidad y Productividad, que está ideal para aquellos que quieren dedicarse al rubro de la Mejora Continua en la Industria Manufacturera.

Propuesta de solución

Investiga en cualquier buscador por internet todas las recomendaciones que desees de las maestrías relacionadas a los puestos de trabajo que te interesan o a tu especialidad, así podrás tomar la mejor decisión para ti al momento de elegir.

Las descripciones de las Maestrías en las páginas web de las universidades, explican el enfoque de ésta. Esto podría ayudarte muchísimo a tomar tu decisión final.


Maestría o no, depende de cuál es tu meta, qué aspiras, qué deseas lograr.


Cuéntame en los comentarios, ¿estás pasando ahora mismo por una situación en la que debates si estudiar una Maestría es conveniente para ti?


    Suscríbete a El Rincón de las Cosas

    y obtén la Mini Guía del Método Kakebo totalmente ¡GRATIS!


    Respetamos tu privacidad